Voluntarios en la fundación
En el año 1987 comenzaron a llegar los primeros voluntarios y „zivis” a la fundación para hacer servicio social. Hubo una pausa de 4 años entre 1994 y 1998, después siguieron viniendo cada año más y más. Jóvenes y gente jubilada de Alemania ayudaron en diferentes tareas dentro y fuera de la „fundi” (como algunos de ellos decían en sentido cariñoso). Siempre se dispuso de un albergue para los voluntarios y comida, muchos edificios en diferentes épocas cumplieron ese objetivo.
Llegaron llenos de ilusiones, expectativas y diferentes motivaciones. Con ganas de dejar su granito de arena o su gran marca en la „fundi”. Muchos de ellos volvieron años después para ver los progresos y cambios, a realizar nuevos proyectos o simplemente a visitar viejos amigos.
Diversas áreas y campos del saber lograron cubrir: Clases de música, dibujo, alemán, inglés, carpinteria, electricidad, soldadura, herrería, mecánica, botánica, agricultura, informática, gastronomía, panadería, apicultura, permacultura, literatura entre muchas más seguramente.
Ayudaron a construir muchas obras de infraestructura en la „fundi”, se podría decir casi en todas.
Asistieron a los niños del jardín de infantes „Huahuitas” de la fundación, y tambien en el comedor infantil.
Colaboraron con el cuidado de los animales en la fundación.
Extrajeron miel que luego fue enviada a Alemania.